viernes, 15 de junio de 2012

¡Tanti auguri!

Más que celebrar un cumpleaños como cualquier otro, hoy abrazo con todas mis fuerzas a la mujer que he comenzado a ser. Me gusta tanto la sonrisa que se dibuja frente a mi cuando me veo al espejo, soy mucho más libre, más honesta, más coincidente con la que siempre quise ser. 


Cuando niña imaginaba llegar a esta edad y ni en mis más remotos sueños pensé que lograría sentirme tan orgullosa de haberme caído, de haberme equivocado, de haber llorado y con todo ello seguir de pie, íntegra y feliz. Hoy festejo todos los regalos que por adelantado la vida ha puesto frente a mi. Celebro un año más de una vida que es más mía que nunca, soy la dueña indiscutible del rumbo que ha tomado mi camino y hasta donde te encuentres, mi querido lector, festejo también este año de experiencias que compartiste conmigo a través de mi INEVITABLE.

Entro en la recta final de las dos primeras décadas de mi vida, y la plenitud me tomó por sorpresa, lo que vendrá después sigue siendo una interrogante, el futuro es maravillosamente incierto pero a diferencia de otros tiempos ya no corro, rompiendo mi costumbre de huir de todo y de todos,  ahora estoy en paz y camino despacio porque quiero disfrutar el viaje, el paisaje de estos últimos veintitantos es tan hermoso que no quiero cerrar mis ojos ni perderme ni un instante de esta vida que brilla mucho más que antes. 


La mejor manera de celebrar un cumpleaños es dedicar ése día a ser feliz, pero éste no es mi día, los últimos meses han sido mis días, los mejores días son, desde ahora, siempre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

amiga que hermoso es leerte..

Libia Dennise dijo...

Muchas gracias por pasar a leerlo amiga, Reyniux si no me equivoco!!!